jueves, 23 de febrero de 2017

La resiliencia empresarial. 7 ventajas competitivas

Una mujer superpoderosa quiere lo mejor para su equipo de trabajo, por eso está enfocada en mantenerse actualizada, y siempre está invirtiendo en capacitación para estar a la vanguardia sobre las últimas tendencias gerenciales, y de esta forma, hacer de ella y de su empresa, una organización altamente competitiva. En estos momentos, la resiliencia empresarial es la base  que asegura el éxito en medio de todas las "crisis".

Una mujer superpoderosa invierte concienzudamente, por ello planifica con detenimiento el plan de adiestramiento para su empresa, analiza la relación costo/beneficio de cada programa capacitación que ejecuta, hoy es el turno de la resiliencia empresarial.

Para saber sí es posible monetizar la inversión a realizar en un programa de Resiliencia para su empresa, una mujer superpoderosa estudia algunas variables, que sin duda, están relacionadas con el retorno de la inversión, pues se traducen en conductas realmente observables, competencias, habilidades y destrezas que tendrán un impacto a largo plazo para su personal y generará ganancias sostenidas en el tiempo. Así que tiene en cuenta la importancia de:

  1. Manejar los sentimientos personales: una política orientada en fortalecer los valores internos y el desarrollo del personal reportará beneficios en el clima laboral, en la calidad de servicio de los clientes internos y externos.
  2. Establecer relaciones interpersonales positivas entre los trabajadores: de esta forma mejorara el flujo de la información, la comunicación será más asertiva, lo que redundará en un ambiente de armonía, confianza y productividad.
  3. Afrontar las situaciones adversas de la compañía: a través del aprendizaje, se podrá capitalizar cualquier desafío, convirtiéndolo en una oportunidad para el desarrollo de la resiliencia, generando acciones para la resolución de los problemas, en lugar de actitudes pasivas, reactivas, de indiferencia e incluso, de miedo. 
  4. Aceptar que los cambios son naturales y forman parte de la vida: nada es para siempre, la única constante es el cambio y el mundo empresarial no es la excepción. De hecho, gracias a los avances tecnológicos, la globalización y lo inestable de los mercados, el ritmo de los cambios se ha acelerado; así que las empresas o se adaptan o perecen. Al desarrollar la resiliencia, se potencia la capacidad de los trabajadores de adaptarse a los cambios, lo cual es una ventaja competitiva y comparativa muy valiosa en el mundo gerencial.
  5. Ser constante y consistente para alcanzar los objetivos: por una parte hay que adaptarse al cambio y por la otra, hay que ser perseverante a la hora de lograr las metas, sin importar lo que pueda estar pasando. De allí que el entrenar al personal para que desarrolle su resiliencia, potenciará sus niveles de iniciativa, haciendo sostenible las ventajas de la empresa sobre la competencia.
  6. Cultivar el espíritu del individuo en la empresa: cuando los trabajadores aprenden a vivir una vida sana (física y mentalmente) dentro de un entorno lleno de cambios, aprenden a cuidar de sí mismo, a desarrollar una autoestima alta, a tener una visión positiva de la vida, entonces serán personas que aman lo que hacen, que tienen paciencia, que respetan a sus compañeros, son solidarios; elevando el nivel de resiliencia personal hacia lo grupal, fortaleciendo los valores organizacionales.
  7. Descubrirse a sí mismo: al tener herramientas para afrontar la adversidad los trabajadores aprenden que son capaces de crecer frente a los desafíos, descubriendo sus fortalezas, talentos y potencialidades, al tiempo que aprenden a superar sus debilidades.

    ¿Estás lista para implementar un programa de Resiliencia empresarial en tu organización?
    Por: Bárbara Izquierdo
    CEO y creadora de: Bi Consultores
    Coach, Conferencista, Empresaria
    Libros publicados: El balcón de tus sueños
    El cometa saltarín (cuento infantil)
    Twitter:  @CelebrityCoach1