jueves, 9 de marzo de 2017

Mujeres Superpoderosas Rosangela Rodríguez



Hoy seguimos descubriendo la historia de mujeres superpoderosas. El capitulo de hoy lo llamo: Rosangela Rodríguez, una vida cargada de bendiciones.

Rosangela se define como una mujer apasionada, que ama a su familia, que desde muy pequeña comprendió cuál era su misión. Al principio confiesa que la entendió como ayudar a la gente, después se transformó en generar pautas para que las personas a su alrededor logren tener una mejor calidad de vida. Misión que trasciende al convertirse en la co-creadora del portal  La Mujer Con Éxito  y la creadora de la Estrategia A.N.I.M.A.R.T.E. 


Su misión de vida la llevó desde muy pequeña a darle clases a sus compañeros de estudios menos aventajados, durante los recreos del colegio. Se considera muy disciplinada, este talento la mantuvo como estudiante destacada, y unido al deseo de que todo aquel que la rodeara tuviera sus mismas posibilidades, la impulsó a ayudar a otros.

Rosangela es Ingeniero Industrial, egresada de la Universidad de Carabobo. Cuenta que en esa época, su mamá no podía pagar una residencia en Valencia, así que pasó su carrera viajando en autobús y en cola (aventón). A las 5 de la mañana ella, junto con otros estudiantes de la Universidad, estaban listos en la estación de Peaje de Tapa-Tapa para "pedir el aventón", con el tiempo se convirtieron en compañeros de viaje de personas que vivían en Maracay pero que trabajaban en empresas como Ford, Fireston, ubicadas en Valencia o Puerto Cabello.

Evoca esa época hermosa, donde existía una Venezuela sin miedo, de gente solidaria. Narra que su mamá le daba Bs.20 cada día, ese aporte se unía  al de otros 9 estudiantes, quienes iban a una panadería y  compraban 10 rebanadas de queso, 10 rebanadas de jamón, 20 panes, así que cada quien se comía sus dos panes. Evoca esta anécdota con alegría, siempre lo vio como una aventura, nunca con escasez.

Al culminar su carrera, inició sus pasantías en la empresa Celoven, donde permaneció 16 años llegando a ser Gerente de Producción. Se considera una persona muy proactiva, que siempre busca hacer cosas distintas, lo que la llevó a crear el Departamento de Atención al Cliente Industrial, el Departamento de Creación de Nuevos Productos. También formó parte del equipo que creó las Normas COVENIN que existen en Venezuela para las cintas autoadhesivas.

Su trabajo la llevó a realizar cursos de especialización en Alemania, Holanda; trabajos de intercambio en Guatemala. Posteriormente pasa al libre ejercicio, en paralelo a la creación de la Fundación Creando Futuro Con Visión de Mañana.

Cuando examina su vida, descubre que el hecho de haber perdido a su padre en un accidente aéreo a los 7 años y el haber tenido una madre que decidió no quedarse en el rol de víctima, sino que tomó el impulso de seguir adelante  a sus 28 años, la empoderó a través del ejemplo.
Su madre nunca se volvió a casar, se dedicó a trabajar y criar a sus dos hijas, educarlas en colegios privados durante la primaria y luego en los mejores liceos públicos de la época, como el Agustín Codazzi. Su madre le dio mucha seguridad, jamás manejó el drama,  la hizo sentir que nunca les faltó nada; por eso siente que ha tenido una vida llena de bendiciones.

Su principal  habilidad es la de resolver problemas, a los que Rosangela los ve como simple desafíos que detonan un diálogo interno a través de la pregunta clave: ¿Cómo le doy la vuelta a esto? Esta capacidad la tuvo desde pequeña, recuerda como sus creencias de mujer empoderada, la llevaba a meterse en el tanque de agua de su casa, para limpiarlo (actividad considerada para hombres)

En una ocasión, estaba en esta actividad y llegaron sus compañeros del liceo, estos adolescentes estaban muy sorprendidos de encontrarla sacando cubetas del barro que se forma en el fondo del tanque y le decían:
-¡Que trabajo tan horrible ese!
Ella muy extrañada les respondió: -Pero ¿Por qué horrible?, yo estoy gozando un mundo, escucho música, bailo, mientras hago algo para mi casa con amor, que es el lugar donde vivo.
Rosangela desarrolló esa percepción. Cada vez que se enfrenta a una situación que no sea ventajosa, que puede esté llena de dolor, automáticamente piensa: ¿Qué es lo que puedo sacar de aquí? E inmediatamente se activa.

A los 39 perdió un bebé,  cuenta que lloró muchísimo por largo tiempo. Cada vez que veía mujeres embarazadas en la calle, cada vez que  visitaba a alguna de sus amigas que acababan de dar a luz, tenía que salir a respirar, pues sentía un gran dolor al no haber podido tener otro hijo.

A los 40 pierde otro bebé. Recuerda que ese día estando en la clínica, en el área de recuperación, mientras se despertaba de la anestesia, sentía mucho frío y lloraba muchísimo. De repente sintió unas manos en la cabeza, era una enfermera, no recuerda su rostro o su nombre, solo recuerda que le dijo: -Mi amor no llores, tienes allá afuera a una niña hermosa y un esposo que te está esperando. Dale gracias a Dios, muchas mujeres nunca han podido tener un hijo. Automáticamente sintió una paz inmensa y dejó de llorar, considera que esa enfermera un ángel.


Unos años después, cuando se encontraba trabajando con la Fundación Creando Futuro Con Visión de Mañana, la cual atendía a más de 100 beneficiarios, entre niños, adolescentes y ancianos, su hija Barbarita le recordó ese momento y le dijo: -Viste mamá ¿Tú te imagina que tuvieses 4 hijos? No podrías hacer este hermoso trabajo con los niños de la Fundación. Dios sabía que tu necesitabas ese tiempo para dedicárselo a estos niños.

Sus valores fundamentales

Rosangela cree en Dios por sobre todas las cosas, afirma tener un concepto de la religión muy personal, no va a misa, pero se considera profundamente espiritual y religiosa. Cree en la disciplina, pues ha regido toda su vida, es un valor para ella. Cree en el amor, ama a la gente y cree en las otras personas como cree en sí misma, lo que le ha mostrado el lado bueno de la gente.

Cree firmemente en el estudio como una forma de superarse constantemente, por ello se ha entrenado por más de 20 años a través de diversos diplomados y especializaciones en distintas áreas, lo que la ha ayudado a convertir sus ideas en acciones.

Se considera una persona completamente feliz. Entiende la felicidad como un estado de la mente que no es permanente. Disfruta de la plenitud de su vida, está satisfecha con el momento en el que se encuentra.

Rosangela siempre está buscando algo que hacer, tiene más ideas que tiempo, lo que la lleva a estar haciendo algo permanentemente. Se considera una persona de hacer, su reto es buscar tiempo para no hacer. Así que se relaja a través de la lectura, el año pasado leyó 18 libros, de su meta de 24. La lectura logra desconectarla del mundo. Eso completa su plenitud.

La paz para Rosangela está en sentarse en el corredor de su casa, con una taza de café “guayoyo” hirviendo y ver las montañas que la rodean.  Cuando está en su posada en la Isla de Margarita, le gusta disfrutar del cielo azul, caminar por la arena. También siente mucha paz, al hablar con su hija Barbarita, la considera su maestra, pues la confronta de forma positiva permanentemente.

Para Rosangela su esposo es una parte muy importante en su vida, se hicieron novios desde que ella tenía 16 años y llevan 25 años de casados. Es su mejor amigo, su cómplice, su compañero de aventuras, en el que nunca encontró una barrera para sus sueños.

Actualmente, Rosangela se encuentra trabajando en aprender sobre el dinero. Dice: Yo nunca he entendido su valor, el dinero para mí es un instrumento, nunca me ha faltado, pero nunca me ha sobrado.

Su plan inmediato es publicar libro-agenda de la  Estrategia A.N.I.M.A.R.T.E que está acompañado de 14 conversatorios, que responden al anagrama A.N.I.M.A.R.T.E. Apasiónate, Nunca Rendirte, Inspirarte, Manejar el Tiempo, Actuar y amar el cambio,  y Rodearte de la mejor gente, Transformarte a través de Estudio y Emocionarte y crecer espiritualmente. La meta es llevar este conversatorio a nivel nacional e internacional. Además de un canal de YouTube.

A largo plazo, se ve dando conferencias a nivel internacional, con un mensaje para inspirar a las personas a generar situaciones positivas. Además, a los 60 años quiere estudiar Filosofía y Letras, también quiere seguir escribiendo libros. Dice que para llegar allí necesita generar un colchón financiero importante, por eso está estudiando finanzas en este momento.

Por: Bárbara Izquierdo
CEO y creadora de: Bi Consultores
Coach, Conferencista, Empresaria
Libros publicados: El balcón de tus sueños
El cometa saltarín (cuento infantil)
Twitter:  @CelebrityCoach1