viernes, 31 de marzo de 2017

Etiqueta en las redes sociales


Siento la imperiosa necesidad de escribir sobre la etiqueta en las redes sociales, luego de una serie de escándalos recientes. Y es que una mujer exitosa, profesional, emprendedora es una mujer superpoderosa y por tanto se quiere, se ama y se respeta a sí misma.


Ese amor propio se pone en evidencia en las redes sociales de toda persona, pues lo que expresa en ellas, es una extensión de su imagen, de sus pensamientos, sentimientos. Y te pregunto: ¿Qué imagen proyectas al mundo a través de tus redes sociales? ¿Qué imagen quieres proyectar? En función de esto, te dejo algunos tips:


  1. La ortografía: es muy importante el uso de la letra "h", y los acentos; cuidar los tiempos gramaticales y, si eres más sofisticada, darle importancia a la sintaxis. Por ningún motivo, razón o pretexto, incluir letras mayúsculas intermedias dentro de oTrAs pAlAbRaS. No sustituir JAMÁS la interjección "que" con la letra "k". Además, una mujer superpoderosa siempre escribe las palabras completas.
  2. El uso de los status: deberían contener Sujeto, Verbo y Predicado. O al menos Verbo y Predicado (para transmitir una IDEA). Recuerda que las redes sociales no son un diario donde debes colocar todo lo que te comes, las veces que vas al baño, con quien o cómo te vas a la cama. 
  3. La vida en pareja, la intimidad: una mujer superpoderosa puede expresar afecto, amor por su pareja en algún momento, en fechas importantes, etc. Pero cuando se abusa de las expresiones de amor, pueden llegan a empalagar y hasta incomodar. De hecho según muchos psicólogos sugieren que este abuso pone de manifiesto la falta de autoestima y otras carencias. 
  4. Las redes sociales no sustituyen: la terapia ni la interacción social, tampoco son un grupo de autoayuda. Simplemente NO es el espacio para pedir consejos sobre nuestra vida, hacerlo denota una gran inseguridad. 
  5. Evita actualizar tus redes sociales sí estás en experimentando emociones como la ira, la depresión, sí tienes mucho sueño o tienes unas tragos encima. 
  6. Sobre las fotografías y los videos: Es de mala educación etiquetar a personas en fotos o videos de artículos que estás vendiendo o en situaciones que exijan compromiso personal con ideas, grupos, partidos políticos, etc. Tampoco es correcto etiquetar si salen mal, si la foto no les favorece, si el contexto es cuestionable (moral, legal o socialmente), o sencillamente, si no les has preguntado si puedes hacerlo. De igual forma, para complementar el punto 3 evita subir fotos y videos en la cama, en ropa íntima (al menos que trabajes para Playboy o seas modelo de Victoria Secret). Una mujer que se ama a si misma mantiene su privacidad y el hombre que te ama verdaderamente, te respeta y jamás te expone.
  7. Sobre tu perfil: debes ser confiable y creíble (es decir, con un mínimo de aparente realidad). Tu perfil debe tener una foto y un nombre verdaderos. De manera OCASIONAL, puedes hacer caso omiso de esta norma y cambiar tu foto y tu nombre para participar en una protesta, en un juego, para cumplir una apuesta, o por simple diversión. Procura seleccionar las opciones de seguridad para tu perfil. La protección de tu información privada es más delicada en las redes sociales, pues una gran parte de esta información es COMPARTIDA con tus amigos. Por respeto a ellos, debes proteger tu propia cuenta. 
  8. Sobre la interacción con amigos en las redes sociales: No debes pedir a alguien que sea tu amigo más de una vez, las mujeres superpoderosas se aman a sí mismas, tienen dignidad. Tampoco aceptes a todos los que te pidan amistad, sólo por que sí. Felicitar a tus "amigos" a través de las redes sociales por el día de su cumpleaños, su graduación o ascenso en el trabajo no te exime de LLAMARLOS, especialmente si son tus verdaderos amigos. 
  9. Es bueno recordar que podemos compartir a través de las redes sociales ideas, sentimientos y contextos. Es perfectamente válido intentar compartir visiones políticas, religiosas, académicas, etc., sin caer en el fanatismo. Procura abrirte a las opiniones contrarias a las tuyas, sé tolerante con los que piensan diferente. 
  10. Recuerda que  el asedio emocional sobre otra persona (convertirse en "stalker") puede hacerte acreedor a acciones legales. Evita los insultos, amenazas y el uso del lenguaje soez.


Por: Bárbara Izquierdo
CEO y creadora de: Bi Consultores
Coach, Conferencista, Empresaria
Libros publicados: El balcón de tus sueños
El cometa saltarín (cuento infantil)
Twitter:  @CelebrityCoach1