sábado, 4 de enero de 2014

Habilidades y conocimiento de un Coach


El coach profesional requiere demostrar de manera constante y coherente las siguientes habilidades:


Generales
1.    Entender y aplicar el código de ética y los estándares de las distintas asociaciones internacionales

2.    Diferenciar los contenidos y los procesos de cada cliente

3.    Enfocarse en brindar al cliente más opciones de las que tiene.



Conocimiento

1.    Conocer y entender el escenario del coaching
2.    Diferenciar el coaching de una terapia, la consultoría, la formación.
3.    La capacidad y las herramientas para verificar procesos y resultados.


Habilidades
  • Relación: establecer una relación sólida basada en el respeto mutuo y la confianza. Conducir al cliente responsablemente con sinergia e igualdad.
  • Escuchar: practicar la escucha activa en todo momento, mantener alerta la intuición y conducir al cliente a descubrir manera de expresarse efectivamente y manteniendo su agenda.
  • Autogestión: mantener las emociones de ambas partes separadas. Diferenciar y evaluar efectivamente los distintos mensajes emanados del cliente, calibrando las señales verbales y no verbales.
  • Indagación y preguntas: Guiar al cliente a descubrir su situación actual y a través de las preguntas poderosas generar las respuestas que faciliten al coach brindar un feedback preciso, para de esta forma reencuadrar y descubrir la acción necesaria para generar el cambio.
  • Feedback: señalar al cliente sus puntos fuertes, extraer de él cualidades y habilidades dormidas. Descubrir los hábitos que bloquean su cambio y apoyarlo en superar el quiebre.
  • Objetivos, valores y creencias: el coach apoyará al cliente para diseñar la mejor ruta para el logro de sus objetivos (siempre desde la mirada del cliente) superando las creencias que lo limitan.
  • Diseño de planes de acción y tareas: asignar al cliente una ruta con plazos definidos para el logro de sus objetivos de manera sostenida y que sean un desafío para sus limitaciones.